Aprueban fusión Mercantil-Interbank

SE LOGRARON en el exterior recursos por 35 millones de dólares y se hizo una emisión de acciones preferidas por 80 millones de dólares. El Mercantil comprará 3% de los accionistas minoritarios

Mayela Armas

El Universal

Caracas.- Las asambleas de los bancos Mercantil e Interbank aprobaron ayer la fusión entre las dos instituciones financieras y designaron la nueva junta directiva.

El presidente del Mercantil, Gustavo Marturet, informó que para realizar la compra vendieron los edificios ubicados en Los Cortijos y obtuvieron dos financiamientos internacionales. Por la colocación de los inmuebles el banco recibió 40 millones de dólares y por la vía del financiamiento internacional levantaron entre 30 y 35 millones de dólares. El resto de los recursos para cancelar la operación, 50 millones de dólares, se lograron mediante la sustitución de una parte de la cartera de inversiones.

Para permitir que Víctor Gill, presidente de Interbank, tuviera una participación de 15% en el Mercantil, esta institución realizó un aumento de capital mediante la emisión de acciones preferidas por un valor de 80 millones de dólares con un plazo de cinco años y una tasa Líbor más 4%. La asesoría de la operación la dio J.P. Morgan.

La valoración total de Interbank fue de 230 millones de dólares y 97% que compró el Mercantil equivale a más de 220 millones de dólares. De manera que todavía quedaría pendiente el tratamiento a los accionistas minoritarios que tienen 3% del banco. En este sentido, Marturet explicó que a través de una carta se les solicitó a los accionistas minoritarios que vendieran sus acciones. La compra de los títulos se realizaría a un valor de 1.050 bolívares por acción, muy superior a lo que se canceló a los accionistas mayoritarios que fue 1.011 bolívares por acción.

Indicó que ‘los minoritarios tendrán mejores condiciones, debido a que en todos los negocios hay que ser equitativos’.

Menos gastos

El presidente de la junta directiva de Interbank, Alejandro González, dijo que ‘con esta fusión habrá una reducción de personal, pues todos estos procesos implican una reestructuración y en estos momentos estamos buscando mejores índices de eficiencia’.

La institución con esta compra aspira a disminuir en 1,5% la relación de gastos sobre activos, la cual se ubica en 13%. Alejandro González apuntó que en dos años ese índice deberá estar en 8%.

Marturet apuntó que las fusiones tienen los objetivos de dar un buen servicio a los clientes y ofrecer las mejores tasas, pero para pagar intereses más altos se tienen que controlar los costos.

De igual manera, estiman disminuir el número de oficinas y posiblemente cierren unas 40, de manera que se mantendrían con una red de 330 agencias.

El plan de reestructuración del banco cuenta con la asesoría de Andersen Consulting y en un plazo de dos a tres semanas estará listo. Para ese período, refirió González, se tendrá estimada la inversión que realizarán en cambio de imagen y tecnología.

Independiente

Gustavo Marturet reiteró que la institución que surge de esta fusión será un banco totalmente independiente y destacó que ‘se hace énfasis en lo independiente debido a que no forma parte de una red de bancos internacionales. Pero la presencia de la inversión extranjera es fundamental’.

Para hoy los presidentes de las dos instituciones financieras entregarán a la Superintendencia de Bancos la documentación necesaria para que apruebe la fusión, que deberá estar lista a finales de este año.